La leishmaniosis es una enfermedad tropical parasitaria transmitida por la picadura de un insecto (flebotomo), vulgarmente conocida como «Enfermedad del mosquito» . Madrid es una zona endémica, al igual que todo el sur y el este de la península ibérica.

Es una enfermedad crónica , los tratamientos ayudan a controlar los síntomas pero no la curan y se trata de una de las enfermedades más caras por los tratamientos y los controles que hay que realizar al animal (analíticas de sangre y orina, revisiones, etc).

Se puede vacunar a los animales a partir de los 6 meses de edad, hay que hacer un test de Leishmania previamente para descartar que el animal haya estado en contacto con el parásito. Una vez realizado, se puede comenzar con la primovacunación (una dosis cada tres semanas hasta completar tres) y posteriormente sólo será necesaria una dosis de revacunación cada año para mantener activas las defensas contra la leishmaniosis canina.

La mejor época para la vacunación es entre otoño y primavera, ya que en invierno no hay insectos y la probabilidad de transmisión es mucho más baja que en primavera/ verano.